Lasaña para tod@s

#Pastas y arroces 16 febrero 2018

La lasaña es uno de los platos más socorridos para una cena familiar o de amigos. Además puedes tenerla hecha de antemano (congelada) y darle el toque final en el horno a la llegada de tus invitados.


La lasaña que hoy os publico es de pollo y espinacas (cuesta meterlas en la dieta semanal, pero con platos como éste, entran solas). En mi casa les encanta el pollo, y las espinacas desde que las introduzco en los platos de forma sutil ;p


La receta esta hecha para 8 raciones (pequeñas para mi gusto; serían 6 raciones normales y 4 grandes); eso sí, el relleno de pollo da para una tercera capa de pasta o para congelarla para la próxima, también puede aumentar las placas de pasta y hacer una lasaña más grande; la receta del relleno de espinacas va justo para 1 capa de lasaña.


Además de ser una receta económica es muy rápida de hacer, nosotros nos involucraremos 10-15 minutos, y un total de 1h para tenerla lista. No olvidéis preparar los ingredientes antes de empezar, nos ahorrará mucho tiempo.


También está la posibilidad de hacer las placas de lasaña casera, ya que nos bastará un rodillo y una puntilla para dar forma a nuestras placas de lasaña caseras, haciendo de la receta una exquisitez al más puro estilo natural.


Si sois de los que no saben cómo introducir las espinacas en la dieta de sus hijos, os encanta el pollo o la combinación de cualquier lasaña, no dudéis en probarla en casa, no os defraudará.


Ingredientes:


9 placas de lasaña precocidas


200 g de cebolla en cuartos


4 dientes de ajo


80 g de aceite de oliva virgen extra


700 g de pechugas de pollo sin piel y en trozos


300 g de tomate maduro en trozos


100 g de vino blanco


2 pastillas de caldo de pollo


1 cucharadita de pimienta negra recién molida


1 cucharada de perejil fresco picado


200 g de queso emmental rallado


400 g de espinacas troceadas congeladas (descongeladas y escurridas)


1 pellizco de sal


1 pellizco de pimienta molida


Bechamel


600 g de leche


10 g de mantequilla


30 g de aceite de oliva virgen extra


70 g de maicena


1 cucharadita de sal


1 pellizco de nuez moscada molida


1 pellizco de pimienta molida


Sugerencias


La bechamel está bien si la comes bien caliente, pero al ser maicena, aunque rápida, no es tan buena como la  bechamel de harina.


Preparación:



  1. Ponga las placas de lasaña en remojo en agua caliente o templada controlando que no se peguen. (Yo este paso lo dejaría en el momento Varoma del 3er paso).

  2. Ponga en el vaso la cebolla, el ajo y el aceite y trocee 2 seg/vel 5 y sofría 7 min/120°C/vel 1. Retire la mitad del sofrito del vaso y reserve.

  3. Añada al vaso el pollo, el tomate, el vino, las pastillas de caldo y la pimienta. Programe 15 min/Varoma/giro inverso/vel cuchara.

  4. Añada el perejil y programe 8 seg/giro inverso/vel 4.

  5. Escurra las placas de lasaña sobre papel absorbente de cocina. Vierta 3 o 4 cucharadas de relleno del vaso en una fuente refractaria (de aprox. 30x25x6 cm) y coloque encima 3 placas de lasaña. Vierta sobre ellas el resto del relleno y espolvoree con la mitad del queso rallado.

  6. Ponga en el vaso el sofrito reservado, las espinacas, la sal, la pimienta y la nuez moscada y programe 8 min/100ºC/vel 1. Mientras tanto, coloque otras 3 placas de lasaña sobre el queso rallado y distribuya las espinacas por encima.

  7. Precaliente el horno a 180ºC.


Bechamel


  1. Ponga todos los ingredientes de la bechamel y programe 8 min/100ºC/vel 4.

Montaje



  1. Vierta una tercera parte de la bechamel sobre las espinacas, encima las placas de lasaña restantes y cubra con el resto de bechamel. Espolvoree con el queso rallado restante e introduzca en el horno durante 20-30 minutos a 180ºC.

  2. Retire del horno, corte en porciones y sirva.




Receta obtenida de la colección 100 Recetas económicas.