Mermelada perfecta (Ibiza)

#Trucos 30 septiembre 2020

Es importante recordar que tanto las mermeladas como las confituras y jaleas se espesan según se van enfriando. Así que es mejor retirarlas del calor antes de que estén completamente espesas para así evitar que te quede textura de membrillo.


Para comprobar que tu mermelada tiene el punto adecuado solo tienes que poner en el congelador un par de platos pequeños antes de empezar la receta. Terminado el tiempo de cocción coges una cucharadita de la mermelada y la pones sobre el plato congelado. Lo dejas un 1min en la nevera y después compruebas la textura. Si al tocarlo se forma una arruga en la superficie es que ya está lista para envasar.


Con este truco jamás te quedará una mermelada líquida o pasada de punto de cocción. Conseguirás una textura ideal, fácil de untar y con el brillo característico de las mermeladas bien hechas.