Suspiros de Merengue

#Postres y dulces 19 febrero 2018



Quien no ha intentado hacer alguna vez merengue? Parece misión imposible, pero en realidad es más fácil de lo que parece. Simplemente hay unos datos a tener en cuenta:


El vaso debe estar bien limpio y seco.


La proporción de azúcar y  claras es 50 g de azúcar por clara, o si nos regimos por el peso: el doble de azúcar que de claras.


Las claras deben estar a temperatura ambiente.


Verás que útilizo cremor tártaro. Qué es eso? os preguntareis..Es un estabilizante para el merengue, te aseguras de que se mantendrá firme. Lo encontrarás en tiendas de repostería o, en el supermercado, en las cajitas de sobres de gaseosa de toda la vida, pues el sobrecito blanco es ácido tartárico.


Hoy prepararemos suspiros de merengue, son muy vistosos y se conservan mucho tiempo en una lata. Así siempre puedes tener preparados por si tienes invitad@s imprevist@s a la hora del café..


Probad a hacerlos y contadme como os ha ido. Espero vuestras fotos y comentarios!!


INGREDIENTES


100 g de claras de huevo 


100 g de azúcar 


100 g de azúcar glas


4 gotas de zumo de limón


una cucharadita de cremor tártaro


1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)


PREPARACIÓN


Coloque  la mariposa en las cuchillas. Vierta en el vaso las claras, el zumo de limón, el cremor tártaro y el azúcar en grano. Bata 4 minutos/50º/velocidad 3,5.


Programe velocidad 3,5, sin tiempo, y cuando las claras empiecen e montar añada poco a poco el azúcar glas.


Seguir batiendo hasta que el vaso esté frio y las claras perfectamente montadas.


 Vierte el merengue en una manga pastelera con boquilla rizada y forma los merenguitos sobre una bandeja con papél de horno.


Puedes teñir la mitad del merengue con colorante alimentario, hacerlo de manera envolvente para que no se baje el merengue.




Hornear a 90 - 95º durante 90 minutos. No subir la temperatura, pues nos quedarían marrones, y nosotros queremos que queden blancos.


Si vuestro horno es demasiado fuerte podéis cocinarlos con la puerta entreabierta.


Dejar enfriar dentro del horno con la puerta un poco abierta.


No podrás comer  solo uno!!