Bebida de avena, con Thermomix®

#Bebidas 11 junio 2018

La avena es un cereal de invierno. Tiene un alto contenido en hidratos de carbono complejos, también conocidos como carbohidratos de absorción lenta. Esto significa que su efecto saciante es muchísimo más prolongado, por lo que además de ayudar en la disminución del apetito es útil para controlar los niveles de azúcar en la sangre (es, de hecho, uno de los cereales más recomendados para personas diabéticas).

Gracias a su contenido en aminoácidos esenciales (en especial en metionina), es un cereal útil para personas con los niveles de colesterol alto, ya que ayuda a disminuir el colesterol LDL (malo). También su contenido en fibra y en grasas insaturadas omega-6 ayuda a disminuir este tipo de colesterol y a aumentar el bueno (HDL).


Debido a su alto contenido en fibra soluble, es un cereal adecuado y aconsejado en personas con estreñimiento, puesto que facilita el tránsito intestinal, llegando incluso a mejorarlo.


En casa hace ya unos años que no tomamos leche de vaca, bueno, aún queda la rebelde de nuestra hija que se niega a tomar otras alternativas, pero ya llegará su momento, ya...


Así que para desayunar o cocinar usamos, casi siempre, bebida de avena. También hemos probado la de soja, coco, arroz... pero la de avena es la más habitual.


Foto y receta del recetario "Dietas especiales con Thermomix® volumen 1"


Ingredientes:
1500 g de agua
30 g de de copos de avena, a poder ser, ecológica
1 cucharadita de aceite virgen de girasol (opcional)
1 pizca de sal marina


Preparación:
1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 10 min/90ºC/vel 5. (También se podría hacer sin temperatura, dejándola en remojo la noche anterior y después triturando 2 min/vel 5. Quedará una textura menos "viscosa")


2. Filtramos la bebida, a ser posible a través de un paño fino de algodón, apretando bien para separar toda la pulpa del líquido.


Ya tenemos listo más de 1 litro de bebida de avena para usar en diferentes preparaciones o simplemente para tomar en el desayuno con café, cacao, etc.


Además de saber lo que estamos tomando, reduciremos el coste de comprarlo en el supermercado. 


Notas: La receta original lleva 80 g de azúcar y 1 cucharadita de azúcar vainillado. Yo las he omitido ya que en casa ya no consumimos azúcar de forma habitual, pero se podría poner o sustituir por otros endulzantes al gusto.