Robiols con y sin manteca, con Thermomix®

#Postres y dulces 28 marzo 2015

Llega la Semana Santa, y con ella, los platos típicos tanto dulces como salados.
En los talleres de esta semana en la delegación, hemos preparado, entre otroas recetas, estos deliciosos Robiols. La receta es de mi compañera Cuca, pero como yo no como manteca, he sustituido tanto el aceite de oliva como la manteca, por 200g de aceite de girasol.

El resultado, increíbles de buenos!!

Robiols con y sin manteca, con Thermomix®

Ingredientes:

150g de azúcar
La ralladura de 1 limón
*150g de manteca
*50g de aceite de oliva
60g de zumo de naranja
2 yemas
500g de harina de repostería

Para el relleno podemos usar requesón, confituras, crema de chocolate, crema pastelera, cabello de ángel… Que esté bien espeso para que no se salga durante el horneado. Yo he usado mermelada de higos que me regaló una compañera el año pasado y no sabía con qué estrenarla! ;)

Preparación:

Pulverizamos el azúcar 10seg/vel 10. Incorporamos la cáscara de limón y repetimos 10 seg/vel 10.

Vertemos la manteca, el aceite (o el aceite de girasol), el zumo de naranja y las yemas en el vaso y atemperamos 30 seg/37ºC/vel 3.

Añadimos la harina y mezclamos 20 seg/vel 6. Si no nos queda bien integrado, ayudamos un poco con la espátula y repetimos el mezclado.

Dejamos reposar la masa, en el frigorífico tapada con papel film, durante 15-20 minutos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Robiols

Para estirar la masa podemos hacerlo sobre una superficie enharinada o utilizar una bolsa limpia, que nos ayudará a doblar los robiols con mucha más facilidad. Podemos dividir el peso de la masa en la cantidad de unidades que deseemos. Yo he hecho con la mitad de la masa (480g) 20 bolitas de 24g cada una. El resto lo he usado para los crespells.

Estiramos la masa sobre la bolsa, dándole forma redondeada, colocamos una cucharada del relleno deseado y, con la ayuda de la bolsa, doblamos y apretamos los bordes para sellar el robiol.
Con un molde para robiols, un tenedor o el mango de una cucharita, apretamos suavemente para sellar los bordes y darle un toque "decorado". Si usamos el molde, nos sobrará un poco de masa al cortarlo, lo reservamos y, cuando tengamos suficiente, hacemos otro robiol.

Los vamos colocando sobre una placa de horno forrada con papel sulfurizado y, cuando acabemos, horneamos 15-20 minutos a 180ºC calor arriba y abajo (dependiendo de cada horno).

Espolvoreamos de azúcar glas una vez fríos.

Nota:
Yo los hago aptos para vegetarianos sustituyendo la manteca y el aceite por 200g de aceite de girasol.
Antes de cerrar el robiol, podemos pintar los bordes con clara de huevo para evitar que se abran durante el horneado.

Robiols con y sin manteca, con Thermomix®