Tarta de zanahoria o Carrot Cake Saludable, con Thermomix®

#Postres y dulces 29 mayo 2018

Hoy os traigo una receta clásica de Thermomix® , que al menos yo, he preparado bastantes veces cuando tenemos una comida familiar, con amigos, etc.   
La verdad es que, aunque lleve zanahoria, la original muy saludable no es… entre los 280 g de azúcar y los 250 g de aceite de girasol, el chocolate blanco, etc. se convierte en una bomba, pero ha sido fácil hacerla más saludable ¡e igual de deliciosa! 




Ingredientes: 


Bizcocho 


400 g de zanahoria limpia y a trozos (como no me bastaron las 3 zanahorias, le puse también una manzana Golden algo pocha que tenía)  
4 huevos  
200 g de aceite de coco  
150 g de sirope de ágave, azúcar de coco o endulzante al gusto (le puse 100 g y quedó poco dulce)
250 g de harina de espelta  
2 cucharaditas de bicarbonato  
2 cucharaditas de levadura química  
1 y ½ cucharaditas de canela molida  
½ cucharadita de nuez moscada  
¼ cucharadita de sal 


Cobertura o Frosting  


300 g de queso crema (la marca Arla está muy bien)  
50 g de zumo de naranja natural  
50 g de sirope de agave
Caramelo de dátil (opcional) Se trata de una pasta de dátiles hecha simplemente triturando los dátiles (sin hueso) hasta conseguir que quede cremosa.     


Preparación: 


Bizcocho  


1. Rallamos las zanahorias 5 seg/vel  5.   
2. Añadimos los huevos, el aceite de coco, el sirope de ágave y batimos 30 seg/vel  5.  
3. Incorporamos la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal y mezclamos 3 seg/vel 6. Terminamos de mezclar con la espátula y vertemos la mezcla en un molde con la base forrada de papel de hornear.  
4. Horneamos durante 60 minutos a 180ºC. Comprobamos si está hecho, con un palillo, brocheta, etc. y dejamos reposar 20 minutos, luego desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente. Lavamos el vaso. 


Frosting 


5. Ponemos en el vaso el queso cremoso, el zumo de naranja y el ágave y mezclamos 15 seg/vel 3. 
6. Cortamos el bizcocho por la mitad y rellenamos con parte de la cobertura, tapamos y terminamos de extender el resto del frosting por la superficie. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 30 minutos y servimos. 


NOTAS:  El molde que estoy usando últimamente es de 20 cm y 10 cm de alto, no es desmoldable, pero poniéndole el papel de hornear en la base y pasando una espátula por los bordes antes de desmoldarlo, sale perfectamente y así conseguimos un bizcocho más alto.  A mí me gusta más dejarla reposar toda la noche en la nevera, siempre quedan los sabores más acentuados.
El caramelo de dátil se lo puse en la primera capa ya que me había quedado poco dulce y así le dio más dulzor, no os preocupéis si no os gustan los dátiles, no se nota nada su sabor.
La receta original la podemos encontrar en la plataforma de recetas cookidoo.es